LIMA, Lunes 02 de Abril del 2012

    Promoción de La Hora del Planeta vía Internet sería contraproducente

    Lima, 30/3/2012 La ampliamente difundida La Hora del Plantea volverá a realizarse este sábado en las principales ciudades del mundo con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia del ahorro de energía y el peligro del calentamiento global.

    Y aunque la promoción se ha realizado por todos los medios de difusión existentes, el uso de las redes sociales sería contrario a los objetivos planteados por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WMF), toda vez que el envío de mensajes por Internet incrementa el gasto energético.

    Cada vez que trabajamos en Internet emitimos dióxido de carbono (CO2) a través de combustibles fósiles que son quemados para permitir el funcionamiento de nuestros equipos, así como de los servidores y las bases de datos que almacenan o transmiten nuestros mensajes, precisó AFP.

    La agencia francesa encargada de la eficiencia en el uso energético, Ademe,, calculó en el 2001 que al enviar mensajes electrónicos un empleado de oficina es responsable de 13,6 toneladas de C02 o de su equivalente anual.

    En comparación, 13,6 toneladas son más del doble de las emisiones anuales de CO2 per cápita en Francia, y casi las dos terceras partes de las emisiones promedio anuales per cápita en EE.UU.

    RESPUESTALos organizadores de La Hora del Planeta dijeron que reflexionaron antes de decidir utilizar la red en nombre de la lucha contra el calentamiento. “Consideramos que la capacidad de construir una campaña digital y comprometerse con la gente a través de todo el planeta reduciendo los viajes al mínimo es uno de los grandes logros de la tecnología”, dijo Andy Ridley, director ejecutivo de La Hora del Planeta.

    “Es importante destacar que el objetivo de la campaña no es cuántas emisiones serán evitadas durante esa noche, sino obtener el compromiso de particulares, organizaciones y gobiernos con un objetivo más amplio de garantizar un futuro sostenible”, añadió. Fuente: Diario El Comercio

Twitter