LIMA, Martes 08 de Mayo del 2012

    Momia hallada en 1991 conservó glóbulos rojos durante 5.000 años

    Lima, 1/5/2012 El cuerpo momificado de Otzi, el hombre de Similaun descubierto en 1991 en un glaciar entre Austria e Italia, conservó glóbulos rojos durante más de 5.000 años, según un estudio publicado por la revista “Royal Society británica”.

    La momia de Otzi contenía tejidos intactos al ser descubierta pero los primeros estudios científicos no habían permitido detectar ningún rastro de sangre. Los investigadores pensaron que se había autodestruido con el paso del tiempo, hasta que estudios más profundos revelaran residuos sanguíneos en sus numerosas heridas.

    Sin embargo, no se había detectado ninguna célula sanguínea 5.300 años después de la muerte de Otzi. ''Hasta el momento, se ignoraba con precisión cuánto tiempo la sangre podía sobrevivir y sobre todo a qué podían parecerse las células sanguíneas que datan de la edad del cobre”, explicó el antropólogo Albert Zink, especialista de Otzi, a la agencia AFP.

    ESTUDIOS PROFUNDOSZink y sus colegas utilizaron técnicas punteras para profundizar la autopsia de Otzi. Con un microscopio de fuerza atómica, de una precisión nanométrica, examinaron primero las muestras extraídas de la herida que Otzi tenía en la mano derecha y de otra en el omóplato causada por una flecha.

    Los investigadores encontraron tres “corpúsculos” con forma de “disco cóncavo, típico de los glóbulos rojos” contenidos en la sangre, indicaron los investigadores en el estudio.

    “Su morfología no mostraba ninguna señal de degradación, de daños o de desorden” lo que indica, según los investigadores, que “los glóbulos rojos fueron preservados durante más de 5.000 años en los tejidos heridos de la momia”.

    “Esa observación confirma que el hombre de Similaun sufrió múltiples heridas antes de su muerte”, lo que descarta la hipótesis de una muerte súbita en beneficio de una lenta agonía. Fuente: Diario El Comercio

Twitter

Últimas Noticias