LIMA, Jueves 31 de Mayo del 2012

    Testigo de asesinato de Facundo Cabral fue llevado a cárcel de máxima seguridad

    Lima, 25/5/2012 Managua (DPA). El testigo y blanco del ataque donde murió el cantautor argentino Facundo Cabral, Henry Fariña, fue trasladado hoy al principal centro penal de Nicaragua, informó su abogado defensor, Carlos Chavarría, que instó a las autoridades a “redoblar su seguridad” para preservar su vida.

    El jurista dijo que Fariña y otros tres allegados que guardan prisión por el mismo caso fueron llevados de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de la Policía a una celda de la Cárcel Modelo, el más populoso centro penitenciario, a petición de sus familiares.

    “Hicimos la solicitud por la falta de alimento y las malas condiciones higiénicas” en la DAJ, donde los cuatro habían estado detenidos desde su arresto el pasado 29 de marzo, indicó Chavarría al canal 15 de televisión.

    “SU VIDA CORRE PELIGRO”Chavarría pidió al Ministerio de Gobernación realizar “un plus esfuerzo” para proteger la integridad física de Fariña, y aseguró que hay personas interesadas en matarlo que “no van a descansar hasta consumar sus pretensiones”.

    “Su vida corre peligro, hago un llamado a que redoblen la seguridad para preservarle la vida a mi representado”, insistió.

    Fariñas, promotor de espectáculos y dueño de clubes nocturnos en Centroamérica, llevaba en su vehículo a Facundo Cabral el pasado 9 de julio en Guatemala cuando fueron víctimas de un atentado. Fariña resultó herido y Cabral falleció a causa del ataque a tiros.

    Henry Fariñas culpó del crimen al narcotraficante costarricense Alejandro Jiménez (“el Palidejo”), ya preso en Guatemala. Según la Fiscalía de Nicaragua, se trató supuestamente de un “ajuste de cuentas” por el control sobre un cargamento de drogas.

    La Fiscalía de Nicaragua acusó a Henry Fariña y a sus tres socios por los delitos de lavado de dinero y narcotráfico. El juicio está previsto a iniciar el próximo 31 de julio.

    Los detenidos han denunciado “presiones” de altos oficiales de la Policía de Nicaragua que, según afirman, estarían vinculados con “el Palidejo” y tendrían interés de evitar que declaren en el proceso. Fuente: Diario El Comercio

Twitter