LIMA, Viernes 17 de Junio del 2011

    Latin Music Fest 2011: salsa y reggaetón a lo grande

    Lima, 12/6/2011 La explanada del Estadio Monumental vibró con lo mejor de la salsa y el reggaetón en una larga noche festiva en el Latin Music Fest 2011. Cerca de 20 mil personas disfrutaron del espectacular concierto.

    Por Giancarlo Ramírez @gianraflo
    El Caballero de la Salsa, Gilberto Santa Rosa, fue el primero en dar inicio al Latin Music Fest al interpretar el tema “Déjame quererte”. Sin embargo, el comienzo de la esperada velada tuvo un traspié, ya que el sonero sufrió inconvenientes debido a los problemas de sonidos. Pese a la visible molestia, Santa Rosa mostró su mejor cara: se puso a bailar y luego tocó la percusión.

    Gilberto recuperó el aliento gracias a los aplausos del público. Cuando retornó el audio, la salsa se apoderó del escenario con temas como “Por qué llorar”, “Un millón de estrellas”, “Conteo reversivo”, “Perdóname”, “Amor mío”.

    Al ingresar Víctor Manuelle, sus enardecidas fans aclamaron sus mejores temas. Él supo cómo cautivarlas. “Que habría sido de mí”, “Así es la mujer que amo”, “Tengo ganas de volver a enamorarme”,  “Como se lo explico al corazón”, “Nuestro amor se ha vuelto ayer”, “Nunca había llorado así”, “Dile a ella”, resonaron en la explanada que hizo suya.

    Don Omar se encargó de cerrar el festival con canciones como “Dale”, “Salió el sol”, “Pobre diabla”, “Tu cinturita”. Su show concluyó con su último sencillo, Taboo. “Ustedes hace siete años me dieron su cariño y aquí me tienen, estoy feliz de volver a cantar en este país”, comentó.  El público quedó satisfecho.

    Los datos
    Arriba Alianza 1. El goleador histórico del equipo victoriano, Waldir Saenz, intentó pasar inadvertido durante el Latin Music Fest. Junto a su grupo de amigos, el recordado jugador íntimo se cubrió de la mirada de la gente luciendo una capucha roja. Muchos lo identificaron, pero él se hizo el desentendido.

    Arriba Alianza 2.  Wally Sánchez, el joven volante del equipo blanquiazul, quiso armar un escándalo durante el festival al acusar al redactor de esta nota de haberle filmado en encubierto. “Cuidado, causa. Yo soy de La Victoria. Tú me conoces”, dijo en tono matonesco. Luego de darse cuenta de que sus acusaciones no tenían fundamento, Wally se dirigió a hacer cola para comprar un vaso de cerveza.


    Fuente: La República

Twitter